top of page
  • Foto del escritorshakutaller

Adornos de navidad parte 2

Actualizado: 3 ene


En esta segunda parte, exploraremos la creación de un hongo para inciensos. Aunque aparenta ser complicado, su complejidad se debe principalmente a la elaboración de sus partes separadas, las cuales podemos simplificar, modificar u omitir según sea necesario. Este ejercicio nos brinda también la oportunidad de exhibir nuestras habilidades de manera sencilla.


El proceso evoca en parte la elaboración de casitas para pájaros, con una base, cuerpo ahuecado y techo. Además, incluiremos elementos fundamentales como una chimenea encajada en el techo para el escape del humo y una base pequeña para el incienso. Opciones decorativas, como pequeñas figuras torneadas de hongos, duendes, insectos o pinos, pueden añadirse para dar un toque personal.


En el ejemplo proporcionado, se utilizan varios bloques de pino con dimensiones específicas para la base, cuerpo, techo, soporte del incienso y elementos decorativos. Aunque las medidas del cuerpo y techo pueden variar según preferencias.

•Una pieza de 8” x 8” x 1-1/2” (para la base)

•Una pieza de 4” x 4” x 5” (el cuerpo)

•Una pieza de 4” x 4” x 3” (el techo)

•un bloque de 2” x 2” x 1-1/2” de largo (soporte del incienso)

•Varias piezas de 1-1/4” x 1-1/4” x 2” de largo (chimenea y adornos).

*las medidas del cuerpo y techo, por supuesto, pueden variar)



El diseño inicial es sencillo; no obstante, opcionalmente, se puede añadir una leve excentricidad al techo para obtener un detalle estético más interesante.

En cuanto a la fabricación, se sugiere utilizar accesorios como un plato de garras y un mandril con una broca forstner para lograr un vaciado limpio. Si se cuenta con un taladro de banco y brocas forstner, se puede prescindir de estos accesorios y realizar el vaciado antes de montar en el torno. Además, es posible emplear herramientas de vaciado en el torno, como gubias y un Bedan o beading, para conseguir los ahuecados deseados.


La base


En cuanto a la base, se sugiere fijar el punto central para perforar con una broca de 8 mm y asegurarlo con un tornillo central en el plato de garras. La circunferencia de la base debe medir al menos 7”, pudiendo ser dimensionada previamente con una sierra caladora o de huincha. Si no se dispone de estas herramientas, se puede cambiar la forma cuadrada por una hexagonal utilizando un serrucho. Luego, se monta la madera en el torno, se desbasta el borde a mediana velocidad y se incrementa gradualmente para cilindrar y eliminar vibraciones producidas por el corte irregular previo.



En el ejemplo, hice un borde sencillo en la base, aunque también es posible dejar un borde a 90 grados. Opté por ensamblar más adelante las partes, como el porta incienso (que ira fijo) y las figuras decorativas (removibles), mediante pequeños tarugos. Ya torneada, lijada la base y retirada del torno, realicé la perforación de 22 mm ligeramente alejada del centro de la base, destinada al porta incienso, y varias perforaciones adicionales de 12 mm y 8 mm para los adornos. Estas perforaciones las llevé a cabo después de torneados los adornos (honguitos, bichos y pinos) y probando el conjunto, para decidir una distribución más eficiente de las partes.


El cuerpo


Podemos realizar las perforaciones de encajes y vaciado para el cuerpo y el techo opcionalmente fuera del torno, si contamos con brocas de paleta o forstner. Si fuese el caso, necesitarán por ejemplo dos brocas: de 50 mm para el encaje del techo y el cuerpo, así como la pestaña que encajará la base del cuerpo con en el porta incienso, y otra de 40 mm para el vaciado del cuerpo, y el pequeño vaciado del techo.


En ausencia de estas brocas, o según nuestra costumbre o procesos habituales, es posible utilizar herramientas de corte en el torno (en la foto estoy utilizando un Bedan), para crear las pestañas de encaje de 50 mm de diámetro y 1/2" de profundidad, para luego vaciar con una broca forstner de 40 mm, tal como muestran las imágenes siguientes.



Entre puntas damos forma al cuerpo y creamos el agarre, que corresponde a la toma de las garras.

Con la ayuda de un plato de garras podremos sujetar la pieza desde el agarre que ya hemos torneado. Aprovechamos de hacer los agujeros parciales y decorativos del cuerpo de 22 mm y 40 mm con un taladro (para simular una ventana y puerta del cuerpo del proyecto). Quitamos la contrapunta, y procedemos a crear otra pestaña de encaje de 50 mm, con una profundidad de 1/2 ": Desbastamos primero con una gubia, con una medida cercana a los 50 mm y corrigimos su diámetro, profundidad y ángulo con un Bedan o beading, para luego terminar de realizar y conectar el vaciado completo de 40 mm por medio de una broca forstner .



Damos vuelta la pieza encajando la pestaña fabricada de 50 mm en las garras del plato, para poder sujetar la pieza por medio de la expansión de las garras. Comprobamos las medidas del cuerpo asegurándonos que la parte alta y más fina tenga 50 mm de diámetro (donde encajara nuestro techo). Terminamos la perforación de 40 mm con la broca forstner, y volvemos a sujetar con la contrapunta en caso de ser necesaria alguna corrección de la forma y líjanos (para el lijado yo utilizo 80, 120 y 180).


El Techo



Montamos en el torno la sección para tornear y fabricar el techo de nuestro proyecto. Tomaremos el bloque entre puntos, desde sus caras face grain, cilindrando, fabricando el agarre correspondiente, para luego montar al plato. Después de medir y comprobar que el diámetro exterior de la parte superior del cuerpo (donde encajará el techo) mida 50 mm, comenzamos a crear con gubia y bedan/beading una pestaña de 50 mm x 1/2" de profundidad y la perforación de 40 mm de diámetro x 1-1/4" de profundidad (con una broca).


Dando forma al techo normal o inclinado


Siguiendo el diagrama o algún otro diseño apropiado, damos forma al techo y, por supuesto, verificamos el ajuste con el cuerpo del proyecto. En caso de optar por inclinar o agregar excentricidad al techo, podemos lograrlo alterando lijeramente el eje del bloque cilíndrico (primera foto, abajo).



Proceso de excentricidad: En la cara que se empleó para el agarre del plato, marcamos el eje opcional (X2) [que estará sujeto en la contrapunta], ubicado a un centímetro del eje principal (X), manteniendo el mismo eje principal en la otra cara. Creamos un bloque de sacrificio en punta con un sobrante, montado en el plato de garras para alojar y sujetar el vaciado. Este cambio de eje posibilitará la creación de una inclinación desde el vaciado y la pestaña que se ajustará al cuerpo. Después de dar forma al techo, perforamos previamente con brocas y/o fresas para alojar la chimenea. Finalmente, cortamos el exceso (donde sujetamos con la contrapunta) para que, con un cuchillo de tallar, podamos limpiar y dar forma a esa área (última foto de arriba).



La chimenea es bastante sencilla: partiendo de un bloque de 1-1/4" x 1-1/4" x 2", realizamos una perforación de 16 mm a lo largo del bloque, lo cilindramos y le damos forma según el diagrama. Al ensamblar estas piezas, nos aseguramos de lograr una conexión con el vaciado del techo y de permitir la salida del humo del incienso.


Figuras optativas


En esta fase, no es preciso entrar en muchos detalles, pero es importante señalar que en ciertas piezas, después de ser torneadas, modifiqué levemente el eje para conferirles una inclinación al ensamblarlas, mediante la espiga creada con el diámetro seleccionado (proceso opcional). Para el pequeño pino y los honguitos, mantuve una espiga de 12 mm, mientras que para las cochinitas empleé una espiga de 8 mm.



Imagen superior: el pinito es muy sencillo en su diseño y existen otras variadas alternativas.



Imagen superior: los hongüitos, decidí dar una leve inclinación variando ligeramente el eje con el contrapunto, creando el efecto mostrado.


Imagen superior: las cochinitas o chinitas o lo que pretenduan ser 😸. Les aseguro que pintadas de rojo con manchitas negras quedarían de lujo.



Imagen superior: El porta incienso, torneado en una madera más densa, con una espiga de 22 mm y encolada posteriormente a la base.



Imagen superior: Tras realizar una perforación superficial de 40 mm, corté una prolongación hacia la base del cuerpo con un formón para simular una entrada. Consideré la posibilidad de crear una puerta encajada, pero esto complicaba el proceso y se alejaba del torneado. También pensé en dejar solo la perforación y colocar una rodela del mismo diámetro para simular una puerta redonda, pero opté por mantenerlo sencillo para el proyecto. Además, confeccioné tapas para ambas perforaciones del cuerpo: una que encaja perfectamente en la pequeña de 22 mm y otra más pequeña y decorativa para la entrada.



Todas las piezas están listas para el ensamblaje. Antes de unir definitivamente, es crucial decidir si aplicar un acabado o pintura a las partes. Además, es importante evitar el uso de productos inflamables y optar por opciones de acabado o pintura no tóxicas según la elección.




Alejandro Pérez

Tornero

bottom of page