top of page
  • Foto del escritorshakutaller

Formas y balances

Actualizado: 7 ene



Una de las primeras dificultades que enfrentamos al comenzar con esta actividad es no prestar atención a las formas y al equilibrio de un objeto. Siempre intento transmitir este concepto en mis clases de tornería: buscar coherencia en la silueta que queremos lograr al final. Este proceso se experimenta en la práctica consciente al observar la composición y al ir conectando los diferentes cortes, ya sean planos, convexos o cóncavos. Esta práctica no solo nos permite lograr las figuras deseadas, sino que también nos facilita la reproducción y asimilación de objetos en serie en nuestro trabajo diario.



Es común cometer el error de no respetar las estructuras lógicas al principio, lo que resulta en deformaciones frustrantes antes de alcanzar una "forma correcta". Vemos irregularidades en las convexidades y esferas deformadas que no son corregidas, a menudo debido a la falta de un enfoque crítico en la observación. A veces, se asume que una forma incorrecta es correcta por razones inexplicables. La excusa más común es: "Cada pieza es única" o "Ninguna pieza es igual a otra". Pero, ¿qué pasa con las piezas torneadas en serie, decoraciones y similares? ¿Deberíamos evitarlas? No se trata de crear formas perfectas en conjunto, sino de lograr formas correctas y similares, especialmente al producir varias piezas en serie.


Un consejo importante es visualizar las formas o siluetas antes y durante el torneado. Si es necesario, utiliza diseños (e incluso aprende a crearlos), plantillas negativas o diagramas con dimensiones sencillas. De esta manera, puedes proceder con los cortes sin adoptar la costumbre de "lo que salga", lo que complicaría innecesariamente el proceso.


Finials

Una excelente práctica para abordar este desafío, perfeccionar la forma y el equilibrio son los finials, de cualquier tipo, que requieren poco material incluso retazos. Estos finials (remates o elementos estructurales) deben guardar cierta equivalencia o equilibrio con la sección principal del objeto, no cumplir con este equilibrio no aportará y arruinará el resultado.

Si bien es cierto que "cada maestro tiene su estilo", este es un consejo menos intrusivo y más amigable para practicar las formas y superar obstáculos comunes. También es importante destacar que este desafío puede surgir debido a la falta de cuidado, práctica y tiempo. Hay muchas formas de crear un finial, y es posible que encuentres vídeos o participaciones de maestros en simposios internacionales sobre el tema. No es necesario estudiarlo en exceso, pero debes conocer los conceptos básicos. No todos estarán obligados a crear finials debido a un pasatiempo o a los encargos de trabajo, pero cuando llegue el momento, estos conocimientos serán de gran ayuda.



La mejor manera de tornear un finial, en mi opinión, es comenzar creando un cono, lo que proporcionará una configuración lógica para el finial. Debe respetar las proporciones del objeto principal al que se unirá, ya sea como remate final o comienzo (como en una tapa). El diseño ideal es sencillo, visualizando una forma cónica previamente mencionada y dividida en puntas, cuerpo, tallo, pie (zócalo) y vástago. El diseño y las secciones del finial son cuestión de preferencia.


Tomemos como ejemplo una casa para pájaros con un remate sencillo para visualizar el tamaño del finial. En este caso, el finial debería tener proporciones aproximadas al cuerpo de la casa para pájaros, lo que también afectaría el diámetro del finial, que podría ser un máximo de 2:1 para objetos no demasiado grandes.


En otro ejemplo, vemos una forma hueca de álamo con una tapa finial de tepa. El finial en este caso, diseñado de manera similar a la imagen anterior, está torneado con dimensiones extremas que destacan en la composición. Un enfoque más conservador en cuanto a formas y dimensiones daría como resultado un resultado más equilibrado.


Alejandro Perez

Tornero en shakutaller

Comments


bottom of page