top of page
  • Foto del escritorshakutaller

Preguntas, respuestas y más preguntas

Actualizado: 6 ene


Foto principal: Sofia Bensadon (oficiosvarios.cl)

En ocasiones, me preguntan si es rentable ofrecer clases de tornería, considerando que es un oficio de nicho y, para la mayoría de los alumnos, no va más allá de ser un hobby en comparación con la mueblería.

Primero: No es fácil debido a esa misma característica "el nicho". El campo es pequeño y no estás ajeno a las rivalidades y egos de este medio que tratas de potenciar.

Segundo: No se trata de "aquí tienes un formón y un trozo de madera, puedes improvisar". Personalmente, este segundo punto implica proporcionar elementos de seguridad, un conjunto de herramientas, una máquina y conocimientos técnicos para llevar a cabo el trabajo.

¿Es difícil? Por supuesto, no solo enseñar y crear un método requiere trabajo, sino que tampoco es muy popular pensar en una máquina y todo lo necesario para cada alumno que asiste al taller.

Se imaginan la pregunta más popular: "¿Puedes vivir de esto?" - Claro, pero dignamente cuando lo realizas por tu cuenta y motivado por transmitir el conocimiento de un oficio.

Avanzar creativamente en tu oficio y dedicar tiempo a enseñar es un ideal, pero ¿cómo crear y a la vez entregarte por completo a transmitir esta actividad? Creo que es lo más difícil que he tratado de hacer. La tornería no es un oficio tan masivo, y no son tantos los entusiastas que piden clases de tornería, pero dividir el tiempo con calidad equitativa para ambas actividades es un verdadero reto. Lo intento, y apenas sienta que ya no puedo más, dejaré el espacio solo para crear, porque esa es la esencia, lo que me motivó a tomar las gubias y encender estas máquinas hace tanto tiempo.

Aprovecho para recomendar a los grandes facilitadores de conocimiento, maestros locales de oficios que tenemos en Chile. Si no somos capaces de reconocer el esfuerzo de transmitir conocimientos importantes de un maestro local, no merecemos crecer como artesanos. No podemos exigir o esperar cómodos y con mirada crítica que mejoren los oficios que ya tienen buenas raíces locales.


Alejandro Perez

Tornero en shakutaller





bottom of page