top of page
  • Foto del escritorshakutaller

Sencillos adornos de navidad

Actualizado: 3 ene



Dentro de la amplia gama de objetos elaborados a través de la tornería, los ornamentos navideños sobresalen como ejemplos notables de identidad y destreza artesanal. La creación de tus propios adornos para la temporada navideña puede infundir un ambiente auténtico y lleno de creatividad.


Concepto


En primer lugar, es crucial considerar que, si los adornos de navidad son colgantes, deben ser livianos. No podemos asumir que las delicadas ramas de tu árbol puedan soportar ornamentos pesados, como bolas de billar. Es fundamental vaciar parcialmente su interior, a menos que sean de muy pequeño tamaño; esto es un principio elemental, donde los novatos erran concientemente. Además, si tu árbol de Navidad no es tan resistente como el de Chuck Norris, podrías cometer este error de principiante y enfrentar sus consecuencias. También es esencial evitar las puntas afiladas, ya que recordemos que los niños pueden sentirse atraídos por estos adornos. Por otro lado, en el caso de los ornamentos navideños de mesa, sería ideal que tuvieran una función adicional a lo meramente ornamental. Aunque existen opciones populares que son puramente decorativas, como los pinos torneados o figuras sencillas.


Comenzaremos con pequeñas casitas para pájaros como figuritas para colgar. Y finalizaremos en una publicación posterior con un hongo de duende.



Casitas para pájaros


Esta versión en miniatura requiere el uso de dos tipos de madera diferentes: una de tonalidad oscura para el techo y otra más clara para el cuerpo. El diseño mostrado es muy simple y podemos sofisticarlo aún más si así lo deseamos. A un nivel básico principiante no tardaremos más de media hora en el proceso.Utilizaremos bloques de 1,5" x 1,5" (haya) para el cuerpo y de 2" x 2" (caoba) para el techo. También necesitarás un plato de garras, un taladro, brocas de 8 mm, 3 mm, 2 mm, y una broca forstner de 16 mm. Un mandril con cono morse para vaciar el cuerpo con la broca forstner y para el gancho usaremos alambre de 1 mm y un alicate.



Es importante destacar que si no cuentas con un mandril con cono morse, puedes realizar el orificio de vaciado con la broca forstner fuera del torno con un taladro. Solo es posible que utilizando el taladro de mano no quede tan centrado el ensamble de ambas partes (techo y cuerpo).


Para comenzar, corta ambos bloques a una longitud de 4". Sujeta el bloque de madera clara, para tornear el cuerpo, en el plato de garras puesto ya en el torno. Lo montamos sin cilindrar, dado que es un bloque de 1-1/4", de manera que las aristas del bloque queden atrapadas por los extremos de cada garra del plato. Si cuentas con garras adicionales de 1", puedes saltar este paso, cilindrar entre puntos, crear el agarre espiga de milano y montar adecuadamente.



Cilindra un poco para así marcar equitativamente dónde irán las perforaciones frontales tal como indica la plantilla. Realiza con un taladro la perforación de 8 mm y la de 3 mm a una profundidad de 1,5 cm y vuelve a cilindrar completamente la sección donde haremos forma al cuerpo.

Monta el mandril en la contrapunta para utilizar la broca forstner de 5/8” y perforar la cara de la testa a baja velocidad (350~400 rpm), vaciando pausadamente el interior con una profundidad de 2 cm.



Luego procedemos a dar forma al exterior siguiendo la plantilla. Lija con granos 120, 180 y 360 antes de cortarlo y retirarlo del torno. Asegúrate de dejar una sujeción que permita cortar el extremo de la pieza con un formón oblicuo o, en su defecto, cortar con una sierra y luego terminar el extremo fuera del torno con un cuchillo de tallar, seguido de lijado para eliminar imperfecciones. Finalmente, aplica cera de abejas o el acabado que prefieras en el exterior.


-Evita el uso de paños para el acabado y el pulido mientras está girando el torno debido al riesgo de enganches; siempre es recomendable utilizar toallas de papel.


Repite el proceso anterior con el bloque de madera más oscura destinado al techo. Monta en el plato de garras siguiendo las técnicas mencionadas anteriormente. Cilindra, ajusta su forma y dimensiones según la plantilla y crea una pestaña con un diámetro de 5/8” (utilizando un formón partidor y un compás por ejemplo), la cual encajará a presión o ajuste con el cuerpo de la casita, logrando así la unión de ambas piezas.



A continuación, ayudándo nos con un formón oblicuo y utilizando su punta larga, marcamos el centro de la cara superior del techo (donde irá el gancho) y, con la ayuda de un alicate, utilizamos la broca de 2 mm para crear una perforación justo en ese punto (foto de abajo). Si este proceso te causa inseguridad puedes crear la perforación fuera del torno con el taladro, pero será menos divertido. Finalizamos el proceso lijando y puliendo con cera, y cortamos con el formón partidor o el formón oblicuo para separarlo.




Percha



La percha se fabrica en forma cónica con lo que queda de la madera oscura, con un diámetro de 3 mm para el encaje. Luego, fija todas las partes con cola, silicona, cianoacrilato u otros adhesivos.


Gancho



Puedes comprar el gancho, pero es bastante sencillo crearlo: enrolla un alambre alrededor de cualquier elemento cilíndrico con la medida que deseas hacer el gancho, con un alicate lo vas entrelazando desde sus extremos y, después de perforad el extremo superior del techo con una pequeña broca, insértalo. La belleza a menudo reside en los detalles artesanales.


El adorno entre centros, sin plato de garras



¿Qué hacemos si no disponemos de la comodidad de un plato de garras? Tornear entre centros es, además de un proceso fácil, también más económico. Si disponemos de un dead center para torno podremos aprovechar el orificio de la testa para apoyarnos, o mejor aún, si nuestro contrapunto giratorio es de punta cónica podemos usarlo y hacer el cuerpo fácilmente. Para el techo sin embargo no necesitaríamos este accesorio. Como podemos ver, existen muchas maneras de lograrlo.



Es fundamental realizar las perforaciones con antelación y resulta conveniente que los bloques estén más escuadrados, de modo que los orificios sean más proporcionados. Preferentemente, empleamos un taladro de mesa; no obstante, con un taladro de mano y un buen pulso, también se obtendrán resultados aceptables. En primer lugar, efectuamos las perforaciones frontales con el taladro de 8 mm y 3 mm, seguidas por la perforación con la broca forstner de 16 mm para el encaje. Este orificio cumplirá la función de soporte en una de las puntas.



El techo se aborda de la misma manera, pero ahora utilizando la punta de arrastre estándar de nuestro torno. Fijamos la pieza al torno entre puntos y la convertimos en cilindro para marcar sus dimensiones. Para crear la pestaña (que une cuerpo y techo) nos ayudamos de un compás y un partidor, y damos forma al techo con una gubia de detalle. Quitamos del torno y cortamos los sobrantes con una sierra de mano, lijamos y damos acabado a las zonas donde separamos. El orificio para el gancho lo podemos realizar fuera del torno, utilizando un taladro y una broca de 2 mm.



Para la percha o palito que va adherido al cuerpo, desprendemos una arista de madera y, con un cuchillo tallador, le damos el diámetro necesario para encajarlo. Posteriormente, utilizamos el mismo cuchillo tallador para eliminar el exceso y lo finalizamos con lija y cera de abejas antes de pegarlo.

Este tipo de objetos o ejercicios son muy relevantes, ya que obligan al artesano a repetir etapas y buscar síntesis del proceso. No es complicado crear estos elementos, y además, tienen un uso ornamental. Opté por un diseño extremadamente sencillo para facilitar aún más el desarrollo de su elaboración, influenciado por mi preferencia personal por las formas simples.


Alejandro Pérez, Tornero

Comments


bottom of page