top of page
  • Foto del escritorshakutaller

Torneado fuera de centro 4ta parte (formas emergentes y cuenco excéntrico )

Actualizado: 6 ene



En esta entrada, les presentaré 3 ejercicios. Dos de ellos nos permitirán jugar con la perspectiva y crear la ilusión de que las figuras emergen de un bloque sin torneado. Paralelamente, incluiré un ejercicio de cuenco con un vaciado excéntrico fuera del centro. Todos estos trabajos se pueden realizar utilizando un bloque de sacrificio junto con silicona caliente, un plato de tornillos, un plato de garras o un tornillo central.


Bloque o plato de sacrificio


Este elemento de uso versátil es económico y sencillo de utilizar. Consiste en unir la madera que se va a tornear al torno mediante silicona caliente y un taco de madera. El taco o bloque puede sujetarse a un plato de garras o un plato de tornillos, y su cara frontal debe mantenerse plana para asegurar un buen contacto.



La contrapunta resulta muy útil para centrar la pieza que se va a tornear. Posteriormente, al retirar el punto giratorio, se puede utilizar para aplicar presión y lograr una unión más efectiva con la silicona.



Esta opción también se puede sustituir por un "plato excéntrico" de fabricación artesanal, similar al bloque de sacrificio, y proporciona resultados satisfactorios (en el ejercicio del cuenco excéntrico, se abordará el tema del "plato excéntrico").

Es importante mencionar que las velocidades involucradas en estos ejercicios se ajustan según las especificaciones de nuestra máquina. Los objetos descentrados tienden a generar más vibraciones, lo cual marca los límites que no se deben sobrepasar. Es crucial destacar que las vibraciones iniciales disminuyen cuando se trabaja con objetos de dimensiones reducidas y a bajas velocidades, pero aumentan a medida que se incrementa el número de revoluciones por minuto (rpm). En esta publicación, en los primeros ejercicios, se trabajó con la contrapunta a velocidades relativamente altas, alrededor de 1,500 rpm. Al retirar la contrapunta, las velocidades utilizadas rondaron las 1,000 rpm. En el caso del cuenco excéntrico, las velocidades se mantuvieron en todo momento en el rango de 700 rpm.


Formas emergentes


Las formas emergentes se basan en principios básicos, como ejes cruzados en diferentes planos:

- Esfera emergente: dos ejes fuera de centro.

- Cuenco emergente: un eje centrado, división del primer elemento y segundo eje fuera de centro.

En los ejemplos de "esfera emergente" y "cuencos emergentes," se empleará un tornillo central para sujetar las piezas al torno.



Es recomendable utilizar una plantilla negativa que represente un tercio de la esfera y utilizarla para asegurar que las medidas del objeto coincidan al cambiar los ejes de sujeción. Aunque en los ejercicios que presentaré en esta publicación no se utilizaron plantillas, estas pueden resultar beneficiosas en este tipo de trabajos.




Cuenco emergente

Los cuencos emergentes son bastante simples. En primer lugar, se localiza el centro, como suele hacerse al tornear entre puntos, marcando la circunferencia en el centro de la cara externa que será torneada. Además, se marca y delimita la circunferencia y su centro en una de las caras laterales, coincidiendo en ejes y medidas como referencia, con el centro como el segundo eje a perforar. Se marca un tercio de la circunferencia para torneado del semicírculo y se traza una línea vertical desde allí por todas las caras laterales, que servirá como límite de torneado. Luego, se perfora el eje para el primer punto central (X1), se monta la pieza en el torno y se tornea la semiesfera midiendo con la plantilla. Posteriormente, el objeto se corta verticalmente por la mitad fuera del torno para obtener dos partes iguales. Se perfora el segundo eje en una de esas partes y se lleva nuevamente al torno utilizando el punto central lateral previamente perforado (X2) para emparejar y crear el vaciado del cuenco.



Para bloques de mayor magnitud, es posible cortar los indicios de las perforaciones para no dejar huellas del agarre. Estas piezas se tornean en madera de mañio y se aplicó una capa de cera de abejas como acabado.




Esfera emergente

Este ejercicio, de mayor complejidad, consiste en posicionar una esfera en uno de los ángulos de un bloque perfectamente cuadrado (en la testa) y en el centro del lateral del bloque, haciendo coincidir los ejes. Los puntos que sujetarán la pieza se disponen en los ejes proyectados de la esfera, ubicados en los lados más distantes que conforman 90 grados del bloque.



Es importante que el bloque tenga medidas precisas para obtener una esfera de calidad y evitar tener que realizar modificaciones. En este ejercicio, el uso de una plantilla resulta indispensable. El proceso de montaje en el torno es similar al de los cuencos emergentes, siendo lo más desafiante la transición entre ambos torneados al cambiar de ejes. Para este ejemplo, se utilizó madera de Rauli y se aplicó pasta de cera de abejas como acabado.



Cuenco excéntrico


En este ejercicio, existen varios procesos que se pueden utilizar, uno de los más simples involucra un plato de madera con tarugos insertados en dos posiciones: el eje central y el eje descentrado. Este plato puede sujetarse al torno mediante un plato de tornillos o un plato de garras. Para llevar a cabo este ejercicio, primero se debe torneal una pieza de madera, cilindrándola y aplanando su cara frontal según sea necesario. Luego, se fija el centro en el mismo torno y se toma como guía para los orificios y la posición de los tarugos que se pegarán. El plato se fabricó a partir de un trozo de pino de 4”x 2” y dos tarugos de fresno de 10 mm x 40 mm (con los tarugos sobresaliendo del plato hasta 20 mm como máximo).

La distancia entre un tarugo y otro es de 1” (equivalente a los grados del descentrado) y se perforan agujeros de igual medida en la pieza que se llevará al torno.



Proceso del cuenco excéntrico

Recomiendo empezar por cilindrar, dar forma y fijar el ancho del pie del cuenco mediante el torneado tradicional con punto y contrapunto antes de montar la pieza en el plato. Luego, se monta centrado en el plato (se recomienda usar cinta de doble faz en el área de contacto entre el plato y la pieza) y se equilibra la superficie utilizando una gubia para cuencos. Después de lijar, se desmonta y se vuelve a montar descentrado. Se marca la circunferencia deseada sin sobrepasar los límites de la forma previamente torneada (velocidad aproximada de 700 rpm).



Como opción, se puede montar el cuenco invertido en un cole chuck (con una velocidad máxima de 600 rpm) para eliminar los orificios y darle un acabado completo. Dado que la profundidad de los orificios podría dificultar la eliminación de las huellas, en este caso, es posible dejarlas, cubrirlas y terminar el pie.


Cole chuck artesanal (para terminar pies de cuencos)

Este ejercicio es recomendable para cuencos de hasta 25 cm, ya que los tarugos de madera podrían romperse debido a una velocidad excesiva, golpes o enganches de la herramienta, en caso contrario y de insistir en formatos grandes tener la precaución de utizar velocidades más bajas.


Alejandro Pérez

Tornero en shakutaller




bottom of page