top of page
  • Foto del escritorshakutaller

El torno a pedal/ conceptos para un principiante (1era parte)

Actualizado: 3 ene


1ra Parte

Por Shaku.


Desde diciembre de 2022 hasta la fecha (febrero de 2023), me he dedicado a la construcción de un torno a pedal y rueda. Previamente, afronté el desafiante proyecto de crear un torno a vara, lo cual resultó ser una experiencia valiosa para mi destreza en la tornería. A pesar de más de 10 años dedicados al torneado, nunca había considerado la posibilidad de construir mi propio torno. Sin embargo, esta curiosidad se ha materializado de manera satisfactoria.


La experiencia de fabricar estos tornos a pedal ha sido enriquecedora y divertida, brindándome una abundancia de conocimientos que asimilaré a lo largo de este año. Sumergirme en las técnicas de carpintería sin que esto afecte mis procesos de tornería ha sido un aporte significativo. Comprender conceptos y reglas que anteriormente había evitado representa un avance considerable. Explorar este amplio espacio personal con un enfoque diferente de trabajo me ha situado en una posición distinta y ha confirmado la noción de que las disciplinas relacionadas con la madera no necesariamente implican una transición a la carpintería de ensambles, sino que son un mundo independiente.


Respetar un arte diferente no es posible sin cambiar previamente la mentalidad arraigada en la idea de "mi oficio", un requisito esencial para que un tornero pueda adentrarse con éxito en este tipo de carpintería.


Torno a vara

Torno a pedal y rueda

Fue sorprendente notar la falta de conocimiento en mi país y en Latinoamérica sobre auténticos tornos artesanales impulsados por pedal y construidos en madera. Algunos colegas que se aventuraron en este campo me compartieron sinceramente, a través de redes sociales, que sus proyectos de este tipo no cumplieron sus expectativas. Incluso extranjeros me informaron sobre el torno a vara y, más recientemente, el torno a pedal y rueda, brindándome valiosos consejos sobre su construcción, realizando preguntas sobre los avances y ofreciendo recomendaciones para su aplicación. Agradezco sinceramente a todos ellos.


¿Cuáles son las opiniones de los usuarios sobre estos tornos? Algunos los consideran un capricho para torneros profesionales, una simple decoración (una opción que se menciona a menudo) o un objeto para exhibir en ferias. En última instancia, muchos de estos tornos terminaron como proyectos olvidados o recuerdos ornamentales en talleres, debido al tiempo que requeriría invertir en su utilidad y productividad. Mi enfoque principal es responder a la pregunta de "¿es productivo o no utilizar este tipo de torno?".


Toda esta información, combinada con mi experiencia práctica, ha sido de gran ayuda y estoy ansioso por compartirla con todos ustedes.


Torno a pedal y rueda. Quedó lindo verdad?😉

Tenía algunos libros, como "Wood Turning on the Foot", y varios PDF que apenas revisé, en parte debido al tamaño de algunas máquinas que parecían monstruosas, y también a mi preferencia por los libros impresos. En 2017, adquirí el libro de Steve Schmeck, aunque es tan breve que más bien lo describiría como "una guía". Sin embargo, este último es muy fácil de seguir debido a su enfoque no purista y su disposición a utilizar tornillos. Cualquier persona, incluso sin experiencia en carpintería como yo, podría construir un torno a pedal siguiendo sus instrucciones. Puedes encontrarlo tanto en formato físico como en digital.



Honestamente, ni siquiera abrí estos "libros" o guías de ensamblaje al fabricar la máquina. Si bien los había consultado previamente, no los necesité durante el proceso de construcción. No deseaba depender de un conjunto de instrucciones paso a paso o de un diseño preestablecido, ya que el torno debía ajustarse a las dimensiones y materiales disponibles en mi taller. Me inspiré visualmente en un modelo histórico alemán debido a su simplicidad, pero opté por simplificarlo aún más por las razones que mencioné anteriormente.



Pero vamos a ver, permitanme mencionar una de las preguntas que amigos de Instagram me han planteado repetidamente: "¿Existe un cambio o diferencia en la técnica de uso entre este tipo de máquina y las modernas?" (Más adelante profundizaré en este tema). En mi opinión, el propósito y el método son los mismos al trabajar en un torno eléctrico o en uno a pedal, pero la técnica se vuelve menos relevante debido al proceso previo al torneado. Las condiciones cambian, así como la fuerza y rapidez que un motor puede proporcionar en comparación con la tracción humana. Esto no implica una diferencia técnica, sino más bien una variación significativa en el proceso y el tiempo requerido para completar una pieza torneada. Si se agregara un motor a esta máquina de madera, cumpliría sin problemas con los estándares actuales.



El proceso

Es esencial "preparar" y crear las condiciones de trabajo más favorables para un torno de este tipo. La preparación del material incluye preformar el elemento y eliminar aristas utilizando un hacha, rasero o cepillo, lo que implica un proceso de tallado para redondearlo antes de montarlo en el torno. Además, se recomienda utilizar madera en estado verde siempre que sea posible, lo que ayuda a que el proceso de torneado no se vuelva interminable.



En cuanto a lo técnico, si profundizamos más, podemos ofrecer una descripción del uso de estas máquinas artesanales, aplicando el concepto de tallado al proceso de torneado para entender su técnica: Cada vez que accionamos el pedal y giramos el material, aplicamos una fuerza inicial para "empujar" con la herramienta de corte.

Debemos ser conscientes de que en este proceso hay constantemente un ciclo de inercia, movimiento y nuevamente inercia. El corte se produce solo durante el "movimiento", momento en el cual aplicamos el tallado con la herramienta.


Es importante tener en cuenta que la velocidad que se alcanza, además de ser inestable, suele ser baja (a menudo se requiere lijar para eliminar imperfecciones). Esto resulta en un acabado más tosco a pesar de que las herramientas tengan filo, debido a la falta de velocidad y fuerza.


Un ejemplo de esto es que si hacemos girar un torno impulsado por un motor eléctrico a una velocidad muy baja (200 a 300 RPM), no funcionará de manera eficiente; las herramientas no cortarán de forma efectiva y, incluso con madera en verde, los resultados no serán tan limpios. Por otro lado, con RPM en el rango de 800 a 1000, cortaremos mucho mejor, ya sea con madera verde o seca, y no estaremos limitados por la fatiga ni la necesidad de mantener una velocidad constante al pedalear.


En cuanto a las herramientas, se utilizan sesgos, gubias clásicas de torneado, gubias de tallado de media caña (que contribuyen al proceso de tallado en este tipo de torneado) y diversos cortadores. Las herramientas modernas fabricadas a partir de una barra redonda, como la gubia spindle, no funcionan bien. Un consejo importante es mantener afiladas las herramientas y darles un buen filo y asentado, similar a lo que haríamos con una herramienta de tallado.



Comprendí que esta máquina se convertiría más en un ejercicio y un objeto de exhibición, dadas todas las condiciones que condicionan su funcionamiento. En la actualidad, los únicos registros disponibles son videos en cámara rápida, con cortes de edición, donde se muestra la creación de una espiga para una pata de taburete u otros proyectos con un mínimo de material virutado y un uso generalizado de herramientas de raspado. Esto es comprensible, y no se critica en términos de las limitaciones de cada máquina o herramienta, sino más bien se resalta la importancia de proporcionar información honesta y precisa, especialmente para aquellos que trabajan con madera.



A modo de ejemplo de la efectividad de este tipo de máquinas, puedo mencionar algunos casos concretos: Utilizando el "torno de vara" (anterior al torno de pedal y rueda), fabriqué un martillo con madera seca de pino. Aunque el resultado fue rústico, el proceso tomó un par de horas, lo cual podría considerarse interminable al compararlo con un torno eléctrico.


En el caso del torno a pedal y rueda, preparé y luego torneé las espigas de tres patas en aproximadamente dos horas, casi llegando al punto de rendirme debido al cansancio. Antes del torneado, realicé la preparación de las vigas con un rasero para darles forma octagonal.



En resumen, ¿reemplazaría una máquina de este tipo, impulsada por la fuerza humana, por una máquina eléctrica? Podría ser, si esta última estuviera equipada con múltiples poleas para aumentar la velocidad o fuera impulsada por una o varias personas. Incluso mejor si estuviera motorizada, pero en ese caso, se transformaría en algo más complejo y orientado a la producción industrial. La esencia de estas máquinas artesanales en la actualidad radica en la romantización, en realizar el trabajo de manera sofisticada y regresar a la simplicidad mecánica, casi como un juego o una prueba de independencia.


No es necesario producir una cantidad específica de piezas en estos tornos para mejorar como tornero; más bien, te confrontarán con la realidad y las dificultades que los artesanos del pasado experimentaron.


Alejandro Pérez

Tornero

bottom of page